Carta de la Sacerdotisa en el tarot del trabajo

La Sacerdotisa y el tarot del trabajo

Cuando eres un lector de Tarot del trabajo es importante que aprendas el significado de todas las descripciones de cada una de las cartas que integran el mazo, dentro de las cuales es necesario que sepas porque reciben cierto conocimiento cuando salen derechas o al revés. Una de las cartas que pueden salir al consultante de Tarot es la carta de La sacerdotisa. Esta carta se describe como el poder de la intuición, devela secretos de otros personas así como descubre donde se esconden las riquezas. Desarrolla los poderes de sanación de la persona y tu capacidad de actuar como consejeros.




Está relacionada con la luna y sostiene entre sus manos un libro o un rollo que contiene muchos y poderosos secretos. Dentro de la mitología ella es la diosa que hace concesiones a quienquiera que elija, además de que su identidad es secreta, a menos que quiera darse a conocer. La sacerdotisa puede verse como símbolo del principio del ying, a lo que quiere decir que otra carta de género masculino respondería a la carta del Yang. Encarna las cualidades de todas las diosas que reinaron sobre los rituales de los misterios de la mujer, es el aspecto femenino de la divinidad.


En su aspecto femenino de la divinidad aparece como la virgen María, así como Sofía, la sabiduría femenina. El número dos representa a un número sagrado para todas las divinidades femeninas. La sacerdotisa o papisa es una mujer grande, posiblemente entronizada. Esta vestida con traje ceremonial y la tiara de la iglesia, para representar el poder de la iglesia. Representa el poder espiritual que está más allá de la persona individual. A pesar de que tiene el libro en sus manos, no quiere decir que hace la ley, es más bien, como un instrumento de su realización, no controla su destino.

Significado de la Sacerdotisa en el Tarot del trabajo



La carta de la sacerdotisa no realiza ninguna acción para emprender su destino, pues la esencia de la mujer es la receptividad. Ella no puede escoger, pero es escogida. Lleva su cabeza cubierta  por una tiara, la cual está cubierta de joyas, lo que parece indicar su atracción hacia una gloria más preciada que la del cabello mortal. También simboliza la fertilidad, alimento rico en poder vital y organización instintiva. Esta carta en el tarot del trabajo  representa que tiene poder al portar una triple tiara, un poder que se manifiesta en los tres mundos: en el cielo, en la tierra y bajo el agua.

Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y el tarot del trabajo