Echar las cartas del tarot del trabajo


Consulta del tarot del trabajo

El proceso de seleccionar un pequeño número de cartas de las setenta y dos que tiene toda la baraja del Tarot del trabajo, y colocarlas de una manera determinada para su interpretación, se llama echar las cartas. La razón de esto es que la baraja, como se ha visto contiene una descripción pictórica de la totalidad del complicado camino de la vida, y al seleccionar un número mínimo de cartas normalmente diez, el consultante está reflejado simbólicamente su paso por una determinada parte del camino global, en el momento presente. En otras palabras, la situación inmediata, sus orígenes y su posible desenlace se verán reflejados es esta pequeña porción de toda la baraja.



Hay muchas maneras de echar las cartas y diferentes personas han desarrollado sus métodos favoritos a lo largo de los siglos. Uno de los métodos más conocidos es el llamado la cruz celta. Contiene una selección tanto de los arcanos mayores, como de los arcanos menores, que el consultante puede escoger en toda la baraja; por tanto la selección refleja la vida tanto en el nivel arquetípico más profundo como en el nivel de la vida diaria. El tarot del trabajo  mítico ilustra la situación de las diez cartas seleccionadas en un patrón y numeradas según el orden en que deberían de ser escogidas. Se divide en varias posiciones, las cuales se mencionan algunas a continuación.





En qué te ayudará el tarot del trabajo


La posición Uno, algunas veces se le llama la carta que cubre y otras veces el indicador. Vas a utilizar el término indicador porque la carta que ha sido escogida para esta posición va a reflejar la situación interna o externa, en la que se encuentra el consultante en el momento presente. La posición dos se llama la carta que cruza y describe esa situación interna o externa que está creando conflicto y obstrucción en el presente inmediato. 


Artículo creado y diseñado por Alicia Conde y el tarot del trabajo